JESUCRISTO   LA RESURRECCIÓN VIENE. HE AQUÍ QUE VIENE CON LAS NUBES Y TODO OJO LE VERÁ, Y LOS QUE LE TRASPASARON. Apocalipsis 1:7.

   PAGINA INICIAL 

 CONT@CTENOS    EL CAMINO A  DIOS    EL EVANGELIO   LA BIBLIA     DICCIONARIO ESPIRITUAL    ALIMENTO SOLIDO

LA ROCA

JESUCRISTO. EL FUNDAMENTO DE NUESTRAS VIDAS

 © Carlos Padilla, Marzo 2010

 

Andaba yo estos días en oración y meditando con el Señor pidiéndole sabiduría para aconsejar a mi hijo mayor, exhortándole a que edifique su vida, el "proyecto de vida" como él lo llama, a que lo hiciese sobre la Roca, Jesucristo, en todo aquello que quiere hacer, para que no se le caiga, ya que aunque es ya un hombre de Dios, la juventud es una época que nos lleva por caminos de esperanzas y proyectos de nuestro corazón, el cual se deja llevar por vientos que tantas veces se convierten en tempestades. Hablar con él sobre ello, como el Señor me enseñaba, y preocuparme por él en este sentido ha dado como resultado escribir sobre la Roca, Jesucristo, como base y cimiento de nuestras vidas. El Señor, además, me enseñaba que haciendo uso de Su omnipresencia y omnipotencia Él está viviendo nuestras vidas dentro de nosotros, la de cada uno de nosotros en particular, de ello que nos pida que amemos al prójimo y así Le amamos a Él que sabe bien lo que sentimos y lo que pensamos, porqué Él es la Roca que nos creó, como leemos en Deuteronomio 32:18. Y amando al prójimo le amamos a Él como leemos en Su Palabra en Mateo 25:31-46 ...Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis: estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mi...

Muchos creyentes piensan que una vez han creído en Jesucristo, la Roca de nuestra salvación, ya no tienen que esforzarse para mantenerse en el Camino y se olvidan de construir sus vidas, en todos y cada uno de sus apartados, sobre el Consejo de la Roca, la Palabra de Dios, y luego, claro, las vidas se desmoronan hasta el cimiento que es Cristo si guardan la fe, pero sufren el derribo de lo que habían construido mal. ...Si alguno viene en pos de mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos y hermanos, y hermanas, y aun su propia vida, no puede ser mi discípulo. Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo... ...Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo. Lucas 14:26...33.

A modo de parábola encontramos que al igual que en el campo de la medicina, la prevención es la clave para evitar muchas enfermedades, en el campo espiritual la garantía de una vida de bendición es aquella que está edificada sobre la Roca que es Jesucristo, la fe en Él y en Su Palabra, la cual produce una medicina continua, el amor de Dios. El problema que la medicina del hombre encuentra cuando se halla frente a una enfermedad genética hereditaria es equivalente al que encontramos en el hombre que no conoce a Cristo, que ha heredado un corazón egoísta y muerto espiritualmente y enfermo de pecado, del cual no emana aquel amor, el amor ágape de 1Corintios 13, del que hablaba también en sus sermones Martin Luther King Jr. lo cual recordé de nuevo leyendo "Leading with Love" The Leadership Secrets of Billy Graham. Sólo con este amor de Dios que emana de la Roca podremos cumplir la petición que el Señor hizo a Pedro: ...Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que estos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis ovejas... Juan 21:15.

Si bien la medicina puede hacer poco con estas enfermedades hereditarias, las cuales, además de la propia vejez y algunas otras, llevan al hombre a la muerte, esa muerte es sólo física y temporal, pero la muerte que nos interesa no es la física sino la del alma, la espiritual, de la que Jesucristo nos sana completamente limpiándonos de pecado por la fe en Su obra en la Cruz del Calvario. Esa enfermedad, la del pecado, produce la muerte, y Cristo por Su obra en nosotros, por la fe, nos regala la resurrección para vida eterna. Es pues Jesucristo la Roca de nuestra salvación, la base para construir nuestras vidas. Si nunca hemos construido sobre la Roca, si lo hemos hecho sobre la arena, nuestras vidas tarde o temprano se caen. Esto es lo que encontramos a nuestro alrededor en las vidas de nuestro prójimo, y lo que conocíamos antes de conocer el Evangelio y recibir a Cristo.

Como vemos, el hombre sin Dios está enfermo terminal por el pecado, y ese pecado o error, del griego "hamartia" (desviarse de la trayectoria correcta) hayamos como resultado un mundo y una sociedad que a lo largo de la historia, desde el principio, emana egoísmo, impiedad y ausencia de misericordia. El mundo aprende de una base de información errónea, unos datos de información que tiene un virus, el mundo ha sido engañado por el "engañador". La solución pasa por otra palabra que se desconoce así como la palabra "pecado", me refiero al famoso ¡arrepentíos! que a su vez viene del griego "metanoia", cambio de mente o de forma de pensar; esto es: cambio de información y de determinación a utilizar la información correcta, sin virus, sin engaño.

Este anuncio le fue llevado a los habitantes de Nínive cuando Jonás les anunciaba el fin de parte de Dios. Nosotros los Cristianos anunciamos el pecado al mundo y su consecuencia y la buena noticia de la Salvación para vida eterna. La mayoría dice que no cree para no asumir su responsabilidad, o mejor dicho para huir de ella, porque todos traemos dentro la orden de buscar a Dios, pero en la mayoría de los casos, si se dan cuenta, piensan que encontrarán un remedio en alguna religión que se lo ponga fácil, o se amolde a su forma de pensar, para poder seguir haciendo lo que le venga en gana, o creen que no haya un remedio para sus vidas. Del mismo modo, en la mayoría de las personas encontramos la negación del pecado y del reconocimiento de la gravedad de vivir una vida sin Dios. ...No hay temor de Dios en esta tierra... decía Abraham. Dios es bueno y nos ama, pero también es soberano y nos castiga. Sus juicios y Su ira caen sobre los impíos durante la historia de la humanidad que no Le ama: Mateo 3:7, Colosenses 3:6 o Apocalipsis 11:18 son solo algunas referencias de la ira de Dios.

Todas estas son excusas con las que el hombre se viste y cubre ante los demás, pero todos sabemos que en la vida vivimos momentos duros en los que buscamos a Dios. El mundo en que vivimos está construido sobre la arena del engaño del diablo desde Edén y es el resultado de no escuchar ni obedecer a Dios quien nos ama. Guerras, hambre, genocidio y todo tipo de tragedias causadas por el hombre sin Dios.

Le decía yo, también, al Señor hace unos días orando: ¡Vidas rotas por todas partes, es lo que encuentro alrededor, Señor, en aquellos que escuchan cuando les anuncio de Ti. Parece que la gente no quiere saber nada de Ti hasta que están en la UVI de sus vidas, económica, física,  emocional y/o espiritualmente. Es entonces cuando empiezan a escuchar con atención la Palabra de Dios! Esta misma experiencia comparten conmigo todos los hermanos en la fe en cualquier parte del mundo.

El resultado de una vida sin Dios es evidente, pero la necedad del hombre le ciega en su orgullo, el cual le lleva a la muerte, y ésta eterna. Le lleva al sufrimiento de su enfermedad espiritual, que es la causa y origen de todas las demás, no solo en esta vida sino también por la eternidad, a sufrir los dolores del pecado eternamente cuando busquen las cosas de este mundo, después de resucitar, en el mundo venidero, donde no estarán. Sus vidas, aquí y allí se caen porque no están edificadas sobre la Roca de la Vida que es Cristo porque no beben del agua viva del Espíritu y porque para ellos Jesucristo no es el centro de sus vidas.

...Porqué te olvidaste del Dios de tu salvación, y no te acordaste de la roca de tu refugio... Isaías 17:10.

Pero aquellos que, edificando sus vidas sobre la Roca y habiendo disfrutado de la Luz de Dios durante su estancia en la Tierra, llegan al final de esta vida, son llamados a disfrutar del Paraíso de Dios en Su Reino. ¡Aun están a tiempo; ¡Arrepentíos!.

 

LOS 7 PILARES DE LA VIDA SOBRE LA ROCA

Identificando los 7 aspectos más relevantes de nuestra vida podemos edificarla comenzando por el principio, por el fundamento que va sobre la Roca. El fundamento es la fe en esa Roca que es Jesucristo del que emanan los planos para construir nuestra vida. Lo primero es la Salvación que nos lleva al segundo, nuestra vida a partir de recibir a Cristo, nuestro planes y proyectos. El tercero es el matrimonio, el cuarto los hijos, el quinto la familia, el sexto es el trabajo y las finanzas y el séptimo nuestra iglesia y el ministerio cristiano.

 

1.- LA ROCA ESPIRITUAL DE NUESTRA SALVACIÓN: JESUCRISTO

La relación personal con Dios está edificada a través de Su Hijo Jesucristo. Es entrando por la Puerta estrecha que accedemos al corazón de Dios y tenemos una verdadera amistad en Su presencia. En la alabanza y el cántico, en la predicación del Evangelio, en las buenas obras, en el amor al prójimo, en la Santa Cena.

...Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, 5vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. 6Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sión la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado. 7Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los edificadores desecharon, ha venido a ser la cabeza del ángulo; 8y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados. 1Pedro 2.

La clave para los que quieren entrar en Sión es poner a Jesús como la piedra principal, piedra del ángulo de sus vidas para construir una vida de bendición en Cristo Jesús, porque el que creyere en Él no será avergonzado, porque aunque aquí en la tierra y en el tiempo suframos persecución, esto no se puede comparar con la gloria que vendrá por la eternidad, a la que entraremos a formar parte de la mano de nuestro Dios Yahweh en Su Hijo Yahshua.

...Como está escrito: He aquí pongo en Sión piedra de tropiezo y roca de caída; y el que creyere en él, no será avergonzado. Romanos 9:33.

Una vez hemos recibida la Salvación por la fe, tenemos que construir el resto de nuestras vidas sobre la Roca, en el resto de los apartados que veremos a continuación.

 

2.- LA VIDA SOBRE LA ROCA. PLANES Y PROYECTOS DE LA VIDA

Nuestra vida se ha de edificar sobre la Roca, Cristo, lo cual aunque evidente para el cristiano, es necesario recordar de dónde venimos, de dónde procede nuestra vida antes de conocer a Dios. El hombre sin Cristo construye sobre la arena (tradición, conocimiento y ciencia del hombre), por lo que su vida se cae por alguno de los pilares al venir la tormenta.

Los proyectos de vida deben estar basados, edificados, fundamentados en Cristo, La Roca, La Roca de nuestra Salvación "Salmo 89:26" que da el agua sin necesidad de golpearla, Éxodo 17:6. Esa Roca que emana agua está abierta a nosotros en la Palabra. Cualquier proyecto de nuestras vidas debe tener las medidas, los tiempos y las motivaciones y objetivos de Dios, no los nuestros. Planificar sin Cristo es construir sobre la arena de los argumentos del mundo, los consejos de amigos del mundo, de la familia, ...Vete de tu tierra y de tu parentela... Génesis 12:1, dijo Dios a Abraham, y de todas las fuentes de información y experiencia humana y de tradición que sean contrarias a la Palabra de Dios; si son de Cristo son bendición y Roca de edificación, para lo cual tenemos la Palabra de Dios y nuestra relación personal con Dios en Cristo, como la tuvo Abraham, a quien el Señor llamaba: Abraham, mi amigo.

...Dijo también Faraón: He aquí el pueblo de la tierra es ahora mucho, y vosotros les hacéis cesar de sus tareas. 6Y mandó Faraón aquel mismo día a los cuadrilleros del pueblo que lo tenían a su cargo, y a sus capataces, diciendo: 7De aquí en adelante no daréis paja al pueblo para hacer ladrillo, como hasta ahora; vayan ellos y recojan por sí mismos la paja. 8Y les impondréis la misma tarea de ladrillo que hacían antes, y no les disminuiréis nada; porque están ociosos, por eso levantan la voz diciendo: Vamos y ofrezcamos sacrificios a nuestro Dios. 9Agrávese la servidumbre sobre ellos, para que se ocupen en ella, y no atiendan a palabras mentirosas. Éxodo 5.

¿No es cierto que hoy en la civilización de occidente las personas viven en un estrés frenético y no hay tiempo para nada?, pues aquí tenemos el porqué. Que fabriquen el mismo ladrillo pero no se les de la paja: con ladrillo de barro que son nuestros pecados y la paja que es la fragilidad de nuestros argumentos mundanos se fabrica el hombre su casa, su vida, la sociedad y el mundo entero. Dios propone hacer Su templo con un cimiento que es La Palabra y edificar sobre la Roca que es Cristo. Su Templo se hace, no con ladrillos de barro, sino con piedras labradas fuera del lugar sagrado, es decir, trabajadas y pulidas, con personas trabajadas durante nuestras vidas en Cristo, aquellos que tienen el Evangelio en su corazón y no tratan de amoldarlo a su propio interés.

El mundo se ha construido sobre la arena de la serpiente de Génesis que engañó al hombre robándole su libertad y haciéndole esclavo del código del conocimiento del bien y del mal, por culpa del cual perdió el hombre la relación con Dios, la relación personal con Él que vemos recuperada entre otros en Abraham y plena bajo la Gracia en Jesucristo viendo a los Apóstoles. El efecto devastador sigue aun vivo hoy cuando observamos como la humanidad y los gobiernos son incapaces de solucionar los grandes problemas del hambre, las guerras, la desigualdad, la falta de educación y la larga lista de lacra con la que viven en sus conciencias cada día aquellos que pueden y no hacen nada. Y nosotros también hagamos, oremos para saber qué está en nuestras manos, aunque ...siempre tendréis pobres con vosotros... Mateo 26:11.

Bajo el amor de Dios y emanando amor de Dios veremos un nuevo panorama entre los que son verdaderos amigos en Cristo, cuidaremos nuestra salud, nos esforzaremos en los estudios y trabajo, pondremos en manos de Dios los viajes que habremos de emprender, las empresas o negocios en los que participar o liderar, y todos los planes que vengan a nuestro corazón, para que Él nos revele dónde está Su voluntad y bendición para nosotros, y que esa vida sea de bendición también para aquellos a nuestro alrededor que amamos y a aquellos a los que podamos ayudar.

Vivamos una vida plena cumpliendo nuestros deberes Cristianos, que podemos leer en Romanos 12.

 

3.- EL MATRIMONIO SOBRE LA ROCA

Muchas personas nos escriben a Jesucristo.net para contarnos que sus vidas se han caído; bien sus matrimonios, o sus hijos o sus trabajos o cualquier parte o pilar de apoyo de su corazón o de la fe, por ver caer su iglesia o líder o pastor.

El matrimonio es el origen y fundamento de la familia, la cual es el objetivo a destruir por parte del enemigo. Si los esposos no oran el uno por el otro, la carne, el egoísmo, la falta de respeto, etc. y el enfriamiento del primer amor se caen. Cuando un matrimonio ora en Cristo, el fuego se mantiene encendido, y no me refiero al fuego pasional, sino al espiritual que es el que alumbra el amor, y no solo al amor eros, sino al mayor amor, al amor ágape.

Cuando un hombre y una mujer se casan, deben comprender que el amor es la base para estar juntos toda la vida y para disfrutar el uno del otro. Es también la base para poder salir triunfante en las situaciones difíciles. Pero quisiera que todos los matrimonios le pidieran a Dios, que en el nombre de Jesucristo sea bendecido su matrimonio, para que Él sea la Roca donde edificar esta vida en unión, que oren juntos, que pregunten a Dios, que estudien la Biblia al respecto, y hagan todo lo que esté en sus manos para pulir su carácter y tener dominio propio, fruto de la virtud.

Cada uno tiene virtudes y defectos, que se irán descubriendo a lo largo de la vida. Facetas que ni siquiera uno conoce de sí mismo, porque nunca se ha enfrentado a situaciones determinadas antes en su vida. Pero como es una lástima y muy doloroso ver como se divorcian las parejas, y cuanto sufren ellos y sus hijos, debo recomendar que se acojan a la fe en Cristo, que Él tiene el poder para librarnos en el día malo y darnos Su triunfo; por ejemplo, cuando se cruza otra persona y llama la atención del otro, esa mujer o ese hombre. Dios da fuerzas, pero no se entristezcan ante las dificultades sino confíen en Dios, Él les dará la fuerza que nosotros no tenemos. La lucha del diablo es a muerte, así que tomen toda la armadura de Dios. Efesios 6:10.

He aquí algunos apoyos desde la Biblia, de la actitud en el matrimonio que cree en Dios y ama a su pareja:

...No cometerás adulterio. 7º mandamiento. Éxodo 20 y Deuteronomio 5.

...Por tanto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Génesis 2:24.

...Honroso sea en todos el matrimonio. Hebreos 13:4.

...Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado,  no carecerá de ganancias. Proverbio 31:10.

...Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. 1ª Corintios 7:14.

 

4.- LOS HIJOS SOBRE LA ROCA

Nuestros hijos necesitan ver a unos padres que se apoyan en la Roca y que vean que aunque haya tormentas y tempestades, la casa no se cae. Disciplina, proyecto de vida y orden son fundamentales, pero la Roca nos dará el amor necesario y el cariño para ayudarles y disfrutar juntos de sus vidas, de modo que seamos sus mejores amigos, con respeto y honra.

...¡Ay de los hijos que se apartan, dice Yahweh, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado! 2Que se apartan para descender a Egipto, y no han preguntado de mi boca; para fortalecerse con la fuerza de Faraón, y poner su esperanza en la sombra de Egipto. 3Pero la fuerza de Faraón se os cambiará en vergüenza, y el amparo en la sombra de Egipto en confusión. Isaías 30.

Precisamente esto es lo que hizo Eva, no tomar consejo de la boca del Señor ni de su marido, sino de otro profeta, y cobijarse bajo la cubierta del conocimiento del bien y del mal, la moral propia, y ya no compartir su vida con Dios Padre. Pero la moral de Egipto, la sociedad, va cambiando en cada época, por lo que la mente del hombre que hace esto deja de sentirse segura. Dios no cambia, Él es la Roca de nuestra salvación. Veamos a Eva como nuestra mente con sed de conocimiento y de independencia que se revela contra Dios, la cual podemos someter con el poder del Espíritu Santo en nosotros. Jesucristo ha de reinar en nuestra alma para que la mente sea dominada. El timón de nuestras vidas debe ser nuestro espíritu bajo el Espíritu de Dios, no nuestra mente.

...Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor tu Dios te da. Éxodo 20. 5º mandamiento.

...Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor. Efesios 6:1al 4.

Los hijos son bendición de Dios, sean propios o adoptados en matrimonios que no pueden tenerlos. Dios sabe cada circunstancia. Ser padres es difícil pero precioso. No hay un cursillo para aprender. Cada hijo es distinto de otro y cada familia y los padres son diferentes. De nuevo debemos acudir al Maestro, al Padre nuestro, Él sí que sabe ser un buen Padre.

La Palabra Suya dice: El que no disciplina a su hijo lo considera bastardo, Hebreos 12:8. Dios mismo nos disciplina para que vengamos a buscarle y nos hagamos humildes.

Es importante orar por ellos, escucharles, ser sus amigos de verdad. Aunque ellos siempre, así como nosotros y nuestros padres antes de nosotros, vendrán con sus modas y sus pertenencias a su grupo que sí está a la moda y los padres no.

Recomendación: no desmayéis de guiarles en amonestación de Dios aunque parezca que no da fruto. A la larga veréis el resultado y será para bendición. Los padres deben llevar a sus hijos al conocimiento de Dios como la mayor enseñanza a recibir, la mejor ciencia, la mayor bendición y el mejor amigo que les pueden presentar. Todo lo demás es de nuestra propia cosecha dependiendo de nuestra época, pero que sea sobre la Roca.

 

5.- LA FAMILIA SOBRE LA ROCA

La familia, de forma muy revelante, debe ser edificada como una casa sobre la Roca y no sobre la arena, para que esa casa permanezca cuando vengan las dificultades. Esa Roca, una vez más, es la fe en Cristo, y en Su palabra, la Biblia. En ella, bajo la gracia del Nuevo Pacto en el Espíritu Santo, están las instrucciones, por así decirlo, para la vida de todo hombre y también de la familia. La arena de las tradiciones, las intromisiones familiares, los malos consejos y los argumentos del mundo llevan al divorcio y a hijos en las drogas o el alcohol y a la homosexualidad. En la sociedad todo vale.

Es ahí donde debemos tener comunión unos con otros. Los padres de familia deben pastorear sus familias y ser ejemplo a los suyos. Si es la esposa sola en el Señor, busque a otras hermanas o grupos de hermanos para compartir las cosas de Dios y para tomar la Santa Cena, y enseñe a sus hijos en el camino del Señor. Si eres hijo, habla con tus padres del Señor y si te rechazan hónralos en tu relación de hijo, porque esto dice el mandamiento, que tiene promesa del Señor de recibir bendición.

Oren aquellos que no tienen a todos los miembros de su casa en Cristo y Él hará. A veces pueden pasar años, pero si se Le pide paciencia al Señor, se hace más corto ese tiempo. Los que conocemos a Dios, solo queremos que todos Le conozcan, pero no hay que olvidar que cada relación con Él es individual, que solo les pertenece a ellos, al Señor y esa persona y que también hay que respetar la intimidad de esa relación y esperar a que esa persona se enamore del corazón de Dios. Entonces Él le dará la fe.

 

6.- EL TRABAJO Y LAS FINANZAS SOBRE LA ROCA

...Si alguno no provee para los de su casa, a negado la fe, y es peor que un incrédulo. 1Timoteo 5:8.

José en Egipto era el hombre más rico del mundo y servía a Dios. Debemos buscar antes a Dios y las demás cosas se nos darán por añadidura; dice la Escritura.

En las relaciones laborales debemos identificarnos como seguidores de Cristo, para que al tener una actitud recta y seria en los negocios o empleos, los demás vean que existe la posibilidad de andar derechos y tener bendición de Dios. Un discípulo debe conocer bien las leyes de su época y cumplirlas (aquellas que no sean contrarias a los mandamientos de Dios), debe ayudar a sus compañeros, si es jefe debe ayudar a sus subordinados y no ser un dictador, ser un buen amigo. El que se llama a si mismo discípulo de Cristo debe ser visto como el mismo Jesús en acción. Y cuando le pregunten que cómo es posible su actitud, revele su fe en el Señor. 

El hombre no está dispuesto a que le regalen nada y se dice a si mismo: ...¡por favor!, yo tengo capacidad intelectual y puedo organizar una empresa y tener mis propios proyectos y triunfar...; y no se da cuenta el hombre de que es un esclavo en Egipto: el mundo, donde tendremos que luchar para subsistir, pero mientras nos llegamos a creer que cuando tenemos éxito nos sentimos muy importantes por los triunfos y nos hace sentirnos superiores y más inteligentes que los demás, o sea que el ego personal de un empresario que tiene gran éxito o del empleado que destaca por sus esfuerzos se eleva y empieza a mirar a su prójimo por debajo del hombro. Esta circunstancia hace que la prepotencia del hombre no le permita ser humilde ante Dios, por lo que queda cegado por su propia luz y no ve el consejo y la sabiduría de Dios. Del mismo modo la envidia produce un comportamiento errado, lejos de la bendición de Dios: ...No codiciarás cosa alguna de tu prójimo... dice el décimo mandamiento. Éxodo 20:17.

Sin Dios y en el mundo, y buscando el beneficio y el éxito, se cae en los brazos del diablo. Pero se puede tener éxito y grandes beneficios y saber que es Dios quien nos los da, y compartir y dar oportunidades a los mas necesitados. Hay que ver las circunstancias de los que se mueren de hambre, y no tienen esperanza ni trabajo, ni salud, o han caído en manos de un espíritu de droga o depresión y están en las cárceles o el hospitales, y hacer algo por esta sociedad. Podemos erradicar la pobreza, podemos dar empleo a todos, podemos proveer una vida digna para toda la humanidad, pero no lo conseguimos por el egoísmo mundial.

El Evangelio enseña al hombre a conocer a su Dios, y a aguardar con esperanza la Gran Venida de nuestro Gran Dios y Salvador Jesucristo, que nos dará un nuevo orden de cosas, donde ya no tendremos que preocuparnos de nada. ¿Por qué no se habla de esto en los trabajos, además del fútbol, la bolsa o Internet?.

Aquel que honra a Dios, se agradará en apartar el diezmo de sus ingresos y usarlos para Dios, para predicación y para ayuda humanitaria, y el Señor abrirá las ventanas del cielo y dará sus bendiciones hasta que sobreabunden. No es el diezmo parte de la Ley de Dios originalmente, se añadió después, sino de la fe de Abraham, no es una obligación, es más bien honrar y agradecer a Dios sus bendiciones económicas, es un pacto entre uno y Dios. Lea Malaquías 3:8 al 12 y Génesis 14:18 al 20.

El Señor nos reclama justamente el diezmo de nuestros ingresos como pertenencia suya, porque de Él vienen las bendiciones. Abraham y Jacob, de su propio corazón hicieron pacto con Dios para que los bendijese y apartaban el diezmo para Él. Ojo a las imposiciones de las organizaciones que lo reclaman. Uno debe sentirse libre para usar este 10% de su dinero en lo que reciba de Dios como uso que darle. Solo si estamos convencidos de que se emplea en la obra de Dios debemos aportarlo, si no es mejor esperar a que Dios nos confirme su uso. Invierta en los pobres, es la mejor inversión: ...Al Señor presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho se lo volverá a pagar. Proverbios 19:17.

En Malaquías 3:6 al 11dice: Porque yo el Señor no cambio; por esto hijos de Jacob, no habéis sido consumidos. Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Yahweh de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; Y probadme ahora en esto, dice Yahweh de los ejércitos, sino os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni  vuestra vid en el campo será estéril, dice Yahweh de los ejércitos. Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Yahweh de los ejércitos.

El trabajo y las finanzas son pues herramientas de las que no podemos prescindir para poder cubrir nuestras necesidades. La sociedad nos atrapa con un sistema de consumo fortalecido por el marketing de las empresas productoras enfocadas a la ganancia, buscando el beneficio para enriquecerse y vencer a la competencia. ...Raíz de todos los males es el amor al dinero. 1 Timoteo 6:10.

El Reino de Dios no será un lugar donde haya que trabajar para conseguir el sustento propio ni de los suyos, lo cual podemos ver en el paraíso donde estaban Adán y Eva. Dios no nos propone una vida eterna de trabajo, sino una vida eterna en el paraíso, con Él, sin necesidad de buscar sustento, porque Él es el sustento de nuestro espíritu. Menos mal y gracias a Él que nos ha dado la resurrección para esa vida eterna por la muerte suya en Cristo en la Cruz para librarnos de nuestro pecado. 

Por lo tanto el Señor dice: Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y éstas cosas os serán añadidas. Mateo 6:33.

 

7.- LA IGLESIA SOBRE LA ROCA

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor. Efesios 4:11.

Como parte de ese amor a Dios viviendo anclados a la Roca encontramos la siguiente revelación:

...Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente... ...Y yo también te digo, qué tú eres Pedro "Petrus", y sobre esta roca "petra" edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti (Iglesia mía) te daré las llaves del reino de los cielos... Mateo 16.

San Agustín obispo de Hipona, en su comentario sobre la primera epístola de Juan, explica la confesión de Pedro: ...¿Qué significan estas palabras: edificaré mi Iglesia sobre esta roca? Significan: Edificaré mi Iglesia sobre esta fe, sobre esto que me dices: Tu eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo. Y en uno de sus famosos sermones predicaría Agustín de la siguiente forma: Tu eres Pedro, y sobre ésta roca, (piedra) que has confesado, sobre ésta roca que tú has reconocido confesando: Tu eres Cristo, el Hijo de Dios vivo, edificaré mi Iglesia; sobre Mi mismo, que soy el Hijo de Dios, la edificaré; y no sobre Pedro. Con esta afirmación de Agustín podemos comenzar exponiendo lo que en su época era la común fe entre la Iglesia de los primeros padres, como también San Ignacio, obispo de Antioquia, 98 a.C., San Jerónimo, San Hilario de Poitiers, San Cirilo, San Ambrosio de Milán, San Juan Crisóstomo, y los demás mostraban en el Concilio de Calcedonia una misma fe sobre la confesión de Pedro, y el obispo de Roma no tenía ninguna supremacía sobre los demás, no existía la figura del papa, porque no es Bíblica, sino creada por el hombre adoptando una figura de la Roma pagana.

El propio Pedro en su primera carta en el capítulo 2 lo aclara. Si fuese Pedro, y su sucesor el jefe de la verdadera Iglesia, ¿cómo es que la iglesia de Roma se ha desviado tanto de la sana doctrina de la Biblia, de las enseñanzas de nuestro Señor Jesús de Nazaret? No hubiera sido así si ese planteamiento católico-romano fuese el verdadero, ¿no le parece?.

Me gustaría tomar un Texto de 1Pedro 2, que pienso que algo sabría sobre el significado de la Roca, para que veamos la propuesta que nos hace para edificar la Iglesia sobre Jesucristo:

...Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, 5vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. 6Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sión la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado. 7Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los edificadores desecharon, ha venido a ser la cabeza del ángulo; 8y piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.

¿No le suena al comportamiento de alguna iglesia?

En cuanto a comportamiento, también Pedro da una clase magistral sobre la relación entre los hermanos que forman el Cuerpo de Cristo, en su primera carta universal, capítulo 5:

...Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey. Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria. Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque:  Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes.

Por otra parte y cuanto a la edificación del ministerio, en este caso el de los Judíos Mesiánicos, dentro de la profecía también encontramos que el Templo de Jerusalén se construyó también sobre roca, la del monte Moria en la elevación de Sión, nombre que toma desde hace siglos toda Jerusalén, y la arqueología acaba de confirmar, para aquellos que dudaban y para aquellos que interesadamente quieren desacreditar la verdadera historia del lugar, que las grandes piedras levantadas sobre la roca del monte llevan 3000 años ahí, lo cual coincide con la fecha de la construcción del primer Templo, el de Salomón. La profecía de Jesucristo en Mateo 24 anunciaba la destrucción del Templo que fue destruido en el 70d.C. por última vez. Pero es ahora, cuando Israel ha regresado a su tierra, ¿y si esto no es señal de los últimos tiempos, que lo será? según la profecía Bíblica, Daniel 12:7 y Romanos 11, cuando vuelven los disturbios y las batallas por la reconstrucción sobre aquella roca y Jerusalén es la Roca del Monte de Sión. Era y es un monte establecido y fundamento de la religión Judía que necesita ahora poner, y que pondrá al final del tiempo, su fundamento en la verdadera Roca espiritual, Yahshua, el Hijo de Dios resucitado como fundamento de la salvación de Su Pueblo.

 

BUSCANDO LA VOLUNTAD DE DIOS PARA EDIFICAR SOBRE LA ROCA

Una vez nuestra vida está fundada sobre la Roca, que es Jesucristo, la clave para construir o sobreedificar está en saber cual es Su voluntad. Gedeón pidió señal a Dios antes de la batalla, Jueces 6:36-40. Nosotros debemos igualmente pedir señales a Dios para tomar las decisiones en la claridad del Espíritu. Pare ello tenemos la oración y la santificación buscando el corazón de Dios en todo lo que tengamos que vivir. ¡Busquemos siempre momentos de soledad con el Señor para escuchar Su voz, porque nuestro Dios nos habla al corazón!.

¡Cuántos problemas y vidas rotas dejaríamos de ver si se leyera y obedeciera La Biblia bajo la Luz del Nuevo Pacto, el manual de instrucciones de Dios para nuestra vida!. Naciones enteras están cayendo porque no han tomado en cuenta a Dios. Iglesias enteras se están desmoronando - y no me refiero solo a congregaciones sino a denominaciones - porque no están construyendo su ministerio sobre La Roca, la leche espiritual no adulterada, sino sobre la arena de las tradiciones contrarias a la Palabra de Dios.

Si estas grandes construcciones se caen cuando no se construyen sobre La Roca, ¿cómo no se van a caer empresas, familias y vidas enteras?. El hijo pródigo cayó, pero hay esperanza si hay vuelta al Camino donde el que se arrepiente de corazón encuentra los brazos de Dios abiertos para recibirle. Una vez demolido lo que se construyó mal comienza de nuevo a construir sobre La Roca. Éste es el nuevo nacimiento del Espíritu, cuando uno cree en Cristo, La Roca de nuestras vidas, en Su obra de Salvación y en Él como fuente de vida permanente y eterna.

Cuando vivimos bajo la voluntad de Dios, nuestras vidas son vividas por Cristo cuando Él es la Roca de fundamento, es entonces que clamamos por el Espíritu "Abba, Padre".

Salmo 95 ...Venid, aclamemos alegremente a Yahweh; cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación. 2 Lleguemos ante su presencia con alabanza; aclamémosle con cánticos.

 

TEXTOS BÍBLICOS

...El es la Roca, cuya obra es perfecta... Deuteronomio 32:4.

...De la Roca que te creó te olvidaste... Deuteronomio 32:18.

...Habló David a Yahweh las palabras de este cántico, el día que Yahweh le había librado de la mano de todos sus enemigos, y de la mano de Saúl. 2Dijo: Yahweh es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador; 3Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste. 4Invocaré a Yahweh, quien es digno de ser alabado, y seré salvo de mis enemigos... 2Samuel 22 y Salmo 18:2.

...Oye, oh Dios, mi clamor; A mi oración atiende. 2Desde el cabo de la tierra clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare. Llévame a la roca que es más alta que yo, 3porque tú has sido mi refugio, y torre fuerte delante del enemigo. 4Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre; Estaré seguro bajo la cubierta de tus alas... Salmo 61:2.

...Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre. Salmo 73:26.

...Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; 27y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. 28Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; 29porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Mateo 7.

...Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 1Corintios 3:11.

...Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; 2y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, 3y todos comieron el mismo alimento espiritual, 4y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. 5Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. 6Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. 7Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. 8Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. 9Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. 10Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. 11Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. 1Corintios 10.

 

CONCLUSIÓN

Cristo es la Roca sobre la que debemos edificar nuestra vida si es que escuchamos la Palabra de Jesucristo y somos, como Él dice, prudentes. Para que en nuestro interior fluyan ríos de agua viva tienen que emanar de la Roca. De Él fluyó agua para el pueblo cuando Moisés Le golpeó dos veces, en el simbolismo de la peña de Números 20:11, porque no tuvieron fe en el Señor, mas tengamos fe nosotros para quienes se escribió. Así también fue golpeado Cristo por la Ley, por la vara de Moisés al llevar nuestro pecado, la cual Le crucificó en nuestro lugar.

Recibamos pues en humildad el perdón, y no nos justifiquemos por la Ley haciendo méritos para cumplir los 613 mandamientos y ordenanzas de la Ley de Dios o los de las tradiciones de las iglesias. Ese es el ego, la mente del anticristo, el pecado que produce la muerte espiritual, estar lejos de la presencia de Dios. El que no tiene a Cristo, no tiene la vida.

Él es la piedra principal del Templo del alma y nuestro libertador del pecado y Salvador. Esa Roca es la cabeza del ángulo para terminar la edificación que somos nosotros, nuestra alma y en general la Iglesia.

Anclados en la Roca, edifiquemos nuestras vidas, una vez Le hemos recibido como Salvador. Edifiquemos nuestras vidas, nuestros matrimonios, a nuestros hijos y familias, nuestros trabajos y finanzas, y edifiquemos la Iglesia en el amor ágape con el que nos ama Dios.

Jesucristo es la Roca y la fuente de aguas de vida y hace que de nosotros fluya esa agua viva, la esencia de su Espíritu: El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Juan 7:38.  Amén.

 

 

  • Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y llamárase su nombre: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Profecía de Isaías 9:6.


  • Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi. Palabras de Jesucristo. Evangelio de Juan 14:6.
  • Ud. quiere conocer a Dios, pero sabe que el camino no es por las religiones, ni por las sectas, ni por la sociedad. El mundo, sin Dios, ha fracasado. ...Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son... Juan 17:9. Oración de Jesús.


  • Si de verdad busca Ud. a Dios, comience hoy una nueva vida, de la verdadera mano de Dios. El Evangelio es el mensaje para todas las naciones, sin importar la raza, la procedencia ni la cultura. Dios es el Salvador de aquellas personas que le abren su corazón y se arrepienten de vivir sin El.


  • ...Así que hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano. 1Corintios 15:58.

  © Copyright. Todos los derechos reservados.  Desde Jesucristo.net  se autoriza la utilización de estos textos, previa petición, sin que se altere el contenido y citando su procedencia.