JESUCRISTO   LA RESURRECCIÓN VIENE. HE AQUÍ QUE VIENE CON LAS NUBES Y TODO OJO LE VERÁ, Y LOS QUE LE TRASPASARON. Apocalipsis 1:7.

   PAGINA INICIAL 

 CONT@CTENOS    EL CAMINO A  DIOS    EL EVANGELIO   LA BIBLIA     DICCIONARIO ESPIRITUAL    ALIMENTO SOLIDO

JESUCRISTO.NET - QUIENES SOMOS

Jesucristo tiene una sola Iglesia en todo el mundo, por la cual ha dado Su vida en la Cruz, y por la cual volverá. La Iglesia ha sido edificada por Jesucristo sobre la fe en Su obra, fe revelada por el Padre a nuestro espíritu por el Espíritu Santo, y por la cual declaramos, al igual que hizo Pedro a Jesús: Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo. A lo que el Señor le respondió, y sigo la enseñanza de las "Confesiones" de San Agustín de Hipona: Tu eres Pedro "piedra o roca" y sobre esta roca "la fe en Cristo revelada por el Padre" edificaré mi Iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti "Iglesia mía" te daré las llaves del Reino de los Cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra, será desatado en los cielos. Mateo 16:13-20.

Sin embargo vemos que la Iglesia no ha permanecido unida. ¿Está acaso dividido Cristo? La Biblia nos muestra que esto no es de ahora:
...Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. 11Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas. 12Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. 1Coríntios 1.

Como vemos reflejado en la Biblia, el virus de la división, por causa de la carne, no del Espíritu, ha afectado a la carne de los líderes Cristianos y es parte de la Iglesia, hasta que venga Cristo. Y continúa Pablo la enseñanza:

...Porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? 4Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales? 5¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. 6Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 7Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 8Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. 9Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. 10Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. 11Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 12Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 1Coríntios 3.

Esto es lo que nos anuncia Pablo, que la obra de cada uno, sobre el fundamento que es Jesucristo, será probada y si es de Él quedará, y si no el fuego la quemará. De este modo el Cristiano ha de hacer un análisis honrado de la enseñanza que recibe y la que imparte, además de analizar su propia vida y la de su iglesia.

Si bien la Iglesia es una, santa, católica (universal), apostólica, pentecostal, evangélica y mesiánica, el hombre ha hecho de sus cualidades una división en muchas denominaciones, el hombre influido por nuestro enemigo, el diablo, la serpiente, y por su propio ego. Esta división estaba ya profetizada en la Biblia, como acabamos de leer, en distintas tradiciones, doctrinas y credos. El Cristiano es parte de la Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo, y debe esforzarse por formar parte de una iglesia o congregación que le enseñe la Sana Doctrina de la Biblia y le ayude a conocer a Dios a través de Jesucristo de forma personal, convirtiéndose en templo del Espíritu Santo, naciendo de nuevo, Juan 3:3. La iglesia a la que pertenezca el Cristiano es aquella a la que considere su familia espiritual, y donde sus hermanos sean sus mejores amigos, que se parezca lo más posible a la primera iglesia, tanto en doctrina, en culto, en costumbres y en forma de vida entre los hermanos y para con el prójimo, para llevar a cabo la "Gran Comisión de Mateo 28" para la gloria de Dios.

La base de doctrina que enseñamos en Jesucristo.net se ve reflejada en nuestra Declaración de Fe. Nuestro proyecto, visión, misión y objetivos los encontrará en la información sobre el Ministerio Jesucristo.net. Antes de exponer quienes somos, lea a continuación lo que no somos, en un breve repaso de la historia y opciones de iglesias en las que se ha dividido la Iglesia.

Desde que comenzamos esta andadura en que trabajamos en esta web, muchos Cristianos nos han preguntado y nos preguntan si somos católicos, protestantes o qué tipo de iglesia. La mayoría divide la Iglesia en dos ramas: Católica y Protestante, aunque esto no es del todo correcto.

La iglesia de Roma se desvió de la verdad por abandonar la Biblia e imponer la tradición, y esto es tan evidente que no hace falta argumentarlo a ningún Cristiano que sinceramente quiera hacer la voluntad de Dios, que lea la Biblia y la historia de la Iglesia. Las iglesias protestantes salidas de la Reforma del XVI siguen muchas tradiciones y doctrinas, algunas correctas pero otras no tanto, a veces extremas y contradictorias entre ellas, existiendo un último movimiento pentecostal que casi siempre incluye falsas profecías y manifestaciones sobrenaturales forzadas, además de enfatizar en sus cultos las emociones y dejar en un segundo plano la Sana Doctrina de la Biblia. Sin embargo en todas estas iglesias hay hermanos en Cristo. ¿Como es posible entonces la división? Es por causa de la doctrina por el engaño de la levadura espiritual y por el deseo de pertenencia por la carne, lo cual es profecía cumplida de 2Pedro 2:1 y 1Juan 4:1. Los Cristianos debemos limpiar de levadura el templo, me refiero a la levadura espiritual en la Iglesia en las distintas iglesias que la componen, para que hablemos una misma cosa.

No por esto los Cristianos vamos a formar nuevas iglesias o movimientos como las sectas, muchas de ellas auto-denominadas cristianas pero que no lo son, con falsos profetas y sin reconocer la Deidad del Hijo de Dios en la Santa Trinidad, evidente en la Biblia. (Testigos, Mormones, Cienciología, etc.). Precisamente para evitar el peligro de las sectas, el conocimiento de la Biblia es fundamental en aquellos que aman a Dios y siguen la fe en Cristo, y así estarán protegidos de ellas y podrán alertar a otros. Cuando el verdadero Cristiano estudia la Historia de la Iglesia con sinceridad y en verdad encontrará los siguientes fundamentos de como ha de ser la Iglesia a la que debe pertenecer, lo cual hemos hecho y practicamos los Cristianos que componemos Jesucristo.net, lo cual se expone a continuación:

Los apóstoles y los primeros Cristianos obedecieron a nuestro Señor Jesucristo en la "Gran Comisión" predicando el Evangelio a todas las naciones y formando iglesias en las que establecían ancianos "obispos", supervisándolas, como Pablo, y ayudando a los pobres. Así ha de permanecer la Iglesia hasta el último día. Desde Jesucristo.net como web y miembros de la Iglesia de Jesucristo trabajamos en la enseñanza y práctica de Su doctrina. Agradecemos su ayuda en divulgación y oración. La iglesia primitiva fue bautizada en el Espíritu Santo y fuego de Dios en Pentecostés. Todo Cristiano debe recibir este bautismo, con o sin manifestaciones visibles, lo cual cada uno experimentará en su interior y los demás podrán ver que vive de forma cristiana; ...por sus frutos los conoceréis... Mateo 7:16.

Teniendo en cuenta que la Iglesia de Cristo está edificada sobre la fe en el Hijo de Dios como nuestro Salvador, y no en la persona del apóstol Pedro, como hemos dicho al principio y como interesadamente interpreta Roma para beneficio propio, en contra de la historia de la patrística, con un ejemplo claro, de los muchos, en la enseñanza de Agustín de Hipona, así como en otros padres. La evidencia de la historia sobre este error han sido los grandes errores contradictorios entre diferentes papas que desmontan la mentira de su infalibilidad papal, teniendo esta iglesia manchadas las manos de sangre, lo cual el Señor hará ver a aquellos que en verdad obedecen a Dios, antes que a los hombres.

Roma deterioró la doctrina mezclándola con cultos y tradiciones paganas, además, dividiéndose en los concilios de la iglesia griega u ortodoxa, hasta hacer su propia reforma "contra-reforma", para mantenerse en su obcecado error. Ante la evidencia de la historia, ninguno de los primeros Cristianos, los 12 apóstoles, ni el propio Señor Jesucristo, aprobarían la iglesia de Roma, más bien la condenarían, como lo hizo el Señor con la iglesia de su tiempo: el Sanedrín. Como Cristianos no podemos formar parte de ella por su historia de desobediencia a Jesucristo, a la Palabra de Dios, la cual se opone frontalmente a la tradición que impone la iglesia de Roma a sus seguidores. Aunque algunos de los primeros padres de la Iglesia sí que creían y enseñaban el buen Camino, y entendiendo que en la iglesia que trata de apropiarse del adjetivo "católica" hay muchos Cristianos de buen corazón y de fe en ella y que sin duda el Señor salvará, por su amor a Cristo, aunque no vean otra manera de ser iglesia fuera de ella, bien por desconocimiento o por miedo, por el engaño de la estructura episcopal y la pompa, y por su estructura general.

En el Concilio Vaticano II su doctrina actual se ve reflejada y sigue enseñanzas de hombres opuestas a la Sagrada Palabra de Dios. Las iglesias episcopales, católica y también la anglicana deben reformarse en doctrina y en gobierno. La historia de la inquisición o las matanzas anglicanas contra protestantes y las batallas entre varios papas completan su desacreditación. Pero es en la actualidad donde a la luz de la Biblia no se sostiene y es el motivo principal de dicha desacreditación. No hace falta decir que un Cristiano de Cristo, que obedece Su Palabra, no puede participar en rezos a los santos, a la multitud de vírgenes en contra de la enseñanza de Cristo como el único Mediador entre Dios y el hombre, Juan 14:6 y 1Timoteo 2:5. No es de Dios participar en romerías, ni misas, por la enseñanza de la transubstanciación y por la negación del vino a los creyentes. No existe el purgatorio en la Biblia. La confesión no debe ser ante el sacerdote católico, sino ante Dios en Cristo. El celibato obligatorio es un error, otra profecía cumplida que dice que prohibirán casarse, 1Timoteo 4:3, y precisamente la enseñanza Bíblica habla del matrimonio de los obispos en Tito 1:7.

En la Reforma Protestante del XVI, Lutero, por su parte, encontró un retorno a la salvación por la fe, sólo en la obra de Cristo en la Cruz, en oposición a la venta de indulgencias, y de los méritos propios en la penitencia, quedando en evidencia el engaño del purgatorio anti-Bíblico. Las buenas obras no son méritos tampoco para salvarse sino para vivir en ellas el amor de Dios. Lutero enseñó como al principio, la obediencia a la Biblia, que es la Palabra de Dios como máxima autoridad por encima de los obispos, ancianos, pastores, y sin necesidad de la intercesión de sacerdotes, ya que Jesucristo es el único Mediador entre Dios y el hombre. 1Timoteo 2:5-6. Es por ello que la tradujo al alemán para que todos la leyeran y se dieran cuenta. Siguiendo su ejemplo otros reformadores, la tradujeron a otras lenguas vernáculas, como también organizaría su contemporáneo, el Cardenal Cisneros desde Toledo, España, aportando la Biblia políglota. Hoy tenemos la bendición de tener la Biblia, la cual hemos de aprovechar en nuestras iglesias y en nuestras vidas. Sin embargo la iglesia Luterana ha conservado muchas tradiciones católicas que no podemos aceptar.

Calvino por su parte aplicó a la enseñanza de Lutero un nuevo sistema de gobierno de la Iglesia: el sistema presbiteriano, de ancianos, que al organizarse en territorios anulan la independencia de la iglesia local o congregacional. Enseñó, en contraposición al libre albedrío, la doble predestinación del creyente, que no tiene poder de elegir salvarse, según Calvino, pero entonces ¿cómo respondemos a la Gran Comisión de Mateo 28?. Si bien Dios sabe quienes Le recibirán, y siendo la fe un don de Dios, también el hombre ha de aceptar la Salvación, porque Dios ama al hombre, y lo ha hecho libre, por lo que aquellos que Le amamos no somos obligados a ello, sino que nuestro corazón es de Dios. La iglesia debe reformarse en todos los aspectos que puedan hallarse apartados de la sana doctrina, culto y vida, es por eso que tenemos que depurar más allá de Lutero y de Calvino; sigamos entonces para exponer quienes somos los Cristianos actuales.

La evangelización ha de ser el principal objetivo de la obra de la Iglesia, para la gloria de Dios, para la salvación de las almas. La Iglesia es pues evangélica en su ministerio de fe y doctrina apostólica, bautista (bautismo de adultos que confiesan la fe, y en el Espíritu Santo para confirmación personal interior, y unción para la obra), y en comunión en la Santa Cena de todos sus miembros que deben tomar el pan y el vino, "en memoria Suya", elementos que simbolizan el Cuerpo y la Sangre de Jesús, y que debemos tomar hasta que lo hagamos de nuevo en el Reino de los Cielos con el Señor. El gobierno de la iglesia es congregacional, independiente, pero además las iglesias deben estar en contacto entre ellas, no para someterse a la autoridad de obispos por zonas al estilo episcopal y muchas veces presbiteriano, sino para compartir la fe, depurar la doctrina, compartir las experiencias, apoyarse y ayudarse entre ellas y para evangelizar las ciudades, los países y el mundo entero, los hospitales orando por los enfermos, y las cárceles, Hebreos 13:3, apoyar los ministerios de distribución de Bíblias y libros Cristianos, además de apoyar los ministerios de ayuda a los pobres, en oración, en organización y en lo económico, y todos aquellos ministerios que sean de bendición para la Iglesia y la evangelización.

La Iglesia es también pentecostal en lo sobrenatural de los dones de Dios. Las manifestaciones pentecostales, las profecías, los sueños, las revelaciones, las sanidades, y otras manifestaciones, no han de impedirse en la iglesia pero hay que ser muy cuidadoso en su uso, no imponiendo a los hermanos por obligación la aceptación de aquello que no se sujeta a la Sana Doctrina de la Biblia, no discriminando a los que, por ejemplo, no hablan en lenguas, no entienden sueños, no sanan, o no reciben revelaciones y profecías, muchas veces de dudosa procedencia. La Iglesia es Pentecostal en su origen y en sus manifestaciones cuando lo son en verdad y no fingidas, y como ejemplo volvemos a poner a los Apóstoles y a nuestro Maestro y Señor Jesucristo. Pero el mayor de todos los dones es el amor, lo leemos en 1Coríntios 13. Finalmente, la Iglesia es mesiánica en la esperanza de la segunda venida del Señor Jesucristo y en que será recibido por el pueblo Judío, según la profecía de Romanos 11:25-36, que llevan en marcha desde antes de 1948.

Los Cristianos deben formar parte de iglesias establecidas o reunirse en sus casas con otros hermanos, pero siguiendo el ejemplo de la Iglesia de la Biblia. Cuando una iglesia ha crecido mucho en número, ha de organizarse para congregarse, debe coordinar bien el gobierno local de su iglesia, apoyar la obra financieramente por sus miembros, y que tenga un buen pastor y maestro de doctrina, y ancianos escogidos por sus frutos. Las iglesias deben permanecer en contacto con todas la iglesias que compartan la Sana Doctrina, en su zona, país y en el mundo entero, como al principio; eso hacemos y enseñamos desde Jesucristo.net. Por sus frutos los conoceréis.

El tipo de ecumenismo Cristiano en el cual todas las iglesias aceptan la doctrina de las demás, no es de Dios porque implica aceptar falsas doctrinas, como tampoco lo es el que pretende someterlas a todas bajo las faldas de Roma o de otras organizaciones religiosas. La Iglesia, todas las iglesias, deben filtrar su doctrina, gobierno y forma de vida a través de la Biblia y estudiando la historia de la Iglesia, con un corazón sincero. El Cristiano tiene la responsabilidad de salir de aquellas falsas iglesias que le imponen tradiciones, manifestaciones o mandamientos de hombres opuestos a la Sana Doctrina de Cristo en la Biblia, y congregarse como iglesia con aquellos Cristianos que por sus frutos y doctrina manifiesten el amor de Cristo. Si así lo decide, no está solo, somos muchos millones.

Jesucristo.net se creó, se escribe y se mantiene por discípulos actuales de Jesucristo. Somos Cristianos sin denominación y seguidores de la doctrina de Jesucristo, transmitida a los apóstoles en la Biblia. Somos simplemente Cristianos. No pertenecemos a ninguna denominación ni secta, porque ese es el origen de la división del Cuerpo de Cristo. El Cristiano debe luchar por la depuración, reforma y unidad de la Iglesia sin someterse a ninguna denominación o iglesia con nombre, aunque también puede formar parte de muchas denominacionales donde vea lo antes expuesto. Jesucristo.net no es un nombre de iglesia, es un nombre de dominio de Internet para transmitir la enseñanza de Jesucristo para todos los Cristianos que Le buscan por este medio, y para los que no lo son y Le buscan, para que Le conozcan y Le reciban de forma personal. Como parte de la Iglesia de Jesucristo, nos esforzamos en vivir de acuerdo con la Sana Doctrina de Su Palabra, no aceptando tradiciones ni  mandamientos de hombres que conforman la base de muchas iglesias y sectas que se oponen a la Palabra de Dios. Nuestro esfuerzo y enseñanza es por una Iglesia como la primera, en nuestros días y hasta el regreso de nuestro Señor Jesucristo.

...Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el poder de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. Juan 1:12-13.

Jesucristo.net no es una iglesia, es una web para la gloria de Jesucristo, para que el internauta Le conozca también por este medio que expone una base de estudio y crecimiento espiritual, tanto para los que son iglesia como para los que no encuentran el Camino, el cual es y comienza en Jesucristo. Los Cristianos que la componemos formamos parte de la Iglesia en nuestra iglesia, entre nuestros hermanos.

Somos Hijos de Dios por la fe en la obra redentora de Cristo, Quien por Su Sangre nos limpia de pecado, reconciliándonos con el Padre. Hemos sido comprados y hechos reyes y sacerdotes para Dios Padre, como nos lo enseña Jesucristo en su Apocalipsis 1:6-7 y esperamos la venida de Jesucristo por Su Iglesia, Esposa, a establecer el Reino de Dios por la eternidad.

Nuestro Rey y Sumo Sacerdote es Jesucristo vivo, el Hijo de Dios, y nuestro Reino no es de este mundo, como Jesucristo nos enseñó. Jesucristo.net está edificada en la fe en que Jesucristo es el Hijo de Dios, Él es nuestro Maestro y Salvador, nuestro único intercesor ante Dios Padre, y vive y reina a la diestra del Padre, Que ha enviado al Espíritu Santo, Quien nos guía cada día y gobierna en nuestra vida diaria, como iglesia, y la Iglesia en todo el mundo. Esta es la fe universal. Nuestra iglesia enseña que hay que recibir a Jesucristo de forma personal como salvador, nacer de nuevo del Espíritu Santo para poder llamar a Jesús "Señor" y vivir de forma santa -apartada- de las costumbres mundanas que van en contra del Señor.

En nuestra iglesia nos congregamos todas las semanas, como parte de la Iglesia, para glorificar a Dios, cantar alabanza, estudiar la Biblia, en su aplicación espiritual y en comparación en nuestra vida hoy, ayudar a los hermanos en sus necesidades en la vida, en amistad en el amor de Cristo y para orar y dar gracias a Dios. Tomamos la Santa Cena en nuestras casas, pan y vino. Bautizamos a los nuevos hermanos en el nombre de Jesucristo y en la fórmula de Mateo 28, por inmersión. Oramos por los enfermos y usamos aceite como se muestra en la Biblia. Ayudamos a los pobres y necesitados y apoyamos a los ministerios que nos consta son fieles en su obra. Nos ponemos de acuerdo para ayunar y para orar por personas o temas específicos en el Espíritu Santo. No hacemos acepción de personas por su clase, raza o estatus social, y a los hermanos que hayan pecado, si se han arrepentido, los ayudamos en sus debilidades no condenándolos, sino ayudándonos y perdonándonos entre nosotros. Oramos y tratamos de recuperar a aquellos hermanos que, como el hijo pródigo, se hayan apartado de la fe.

Creemos en, y aceptamos los dones que el Espíritu nos da y buscamos todos los que el Señor nos quiera dar, mostrados en la Biblia. Organizamos la evangelización a nivel personal, en grupo y por los medios de comunicación, en especial Internet, y apoyamos aquellos grandes eventos evangelísticos que puedan ser de bendición para ganar almas para Cristo. Oramos por Israel para que reciban a Yahshua como Mesías. Oramos por la paz de Jerusalén, y apoyamos y consideramos hermanos a los ministerios Mesiánicos que llevan el Evangelio de Yahshua a los Judíos. Si nuestra experiencia le ha sido útil y quiere implantarla en su congregación nos agradará orar por Uds. en el nombre de Jesucristo, porque todos los que así pensamos y obramos formamos parte de la Iglesia de Jesucristo.

Sobre nuestra historia, quienes comenzamos esta andadura de evangelismo y edificación espiritual por Internet en 1997 recibimos la visión de la interpretación espiritual de la Biblia, en línea con las parábolas del Maestro, como una herramienta fundamental de crecimiento espiritual de los Cristianos de nuestro tiempo, ante la variedad de doctrinas de iglesias en el mundo, y ante el hambre de conocimiento verdadero de Dios y de la Biblia en su profundidad espiritual real, de aplicación personal para la edificación de nuestro templo del cuerpo, donde habite el Espíritu de Dios. Los resultados han sido de gran bendición para los hermanos que han seguido y siguen la enseñanza espiritual de la Biblia, en Cristianos maduros, allá a donde vayan.

Somos, pues, Cristianos nacidos de nuevo por la fe que el Espíritu Santo nos da para llamar a Jesús "Señor", y en el sacrificio en la Cruz del Hijo de Dios, y para que sigamos el Camino a Dios, siguiendo los pasos de los primeros amigos de Dios como Abraham, y de los primeros Apóstoles, porque el Señor es: ...El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. Y Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en Aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor... Tomado de la carta de nuestro hermano, el apóstol Pablo a los Efesios 4:10 al 16.

Ya nos gustaría que toda la Iglesia a nivel mundial reflejara este Texto Bíblico. Mientras tanto y hasta la venida del Señor nos hacemos eco de los movimientos evangelísticos que el Espíritu Santo realiza a través de los medios, como campañas de evangelización, conciertos Cristianos, universidades; predicación televisiva Cristiana, e Internet. Promovemos la ayuda humanitaria, la ayuda a los pobres. Si no pueden participar, oren fervientemente por ellos y por su fe. En este apartado, que puede encontrar en la página principal, enlazamos con ministerios de ayuda a marginados, pobres, enfermos, catástrofes, presos, etc. Ellos les pueden ayudar a participar en campañas, en voluntariado, en donativos y en oración. No somos parte de estos ministerios a nivel organizativo pero conocemos su obra y los apoyamos como Cristianos. Que el Señor les bendiga cuando ayuden a los necesitados. ...Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? 1Juan 3:17.

Por último, si no conoce una iglesia donde le reciban con afecto fraternal en el amor de Cristo, si Ud. pone de su parte, pero no la ha encontrado, ni ninguna donde se enseñe la Biblia en su sana doctrina, y de forma espiritual y profunda, escríbanos  y  le orientaremos y enseñaremos la Biblia mientras le ayudamos a encontrarla. elcamino@jesucristo.net

 

¡REFLEXIÓN!

El Reino de Dios viene. Jesucristo vuelve y trae el gran día de la resurrección de los muertos. ¿Estás preparado y en paz con Dios?

¿Estás seguro de tu salvación cuando resucites o seas arrebatado, o aún tratas de conseguirla? ¿Conoces a Dios? ¿Has recibido a Jesús, el Hijo de Dios como tu Salvador? La fe en Su sacrificio en la Cruz, Su sangre derramada para pagar por nuestros pecados, resucitando y dándonos el Espíritu Santo, es el Camino a la Vida Eterna en el Reino de Dios cuando vuelva en Su Reino. ¿Quieres vivir con el Señor en Su Reino por la eternidad, o pasarla en el infierno de fuego separado de Él y de los que amas en Cristo? ¿Has nacido de nuevo?.¿Está en ti el templo del Espíritu Santo?

 

ORACIÓN PARA RECIBIR A JESUCRISTO:

Dígale por ejemplo a Dios: Padre, reconozco que soy pecador/a, porque he vivido sin Ti. Necesito ser salvo/a para la eternidad por Tu misericordia, y no tengo méritos para recibirte. Acepto el sacrificio de Tu Hijo Jesucristo para el perdón de todos mis pecados; por la Sangre preciosa que has derramado en la Cruz por mí. Te necesito Señor, te entrego mi vida, te abro mi corazón para que entres ahora con tu Santo Espíritu y seas para siempre mi Señor. Me entrego a Ti de todo corazón; Tú conoces mi corazón, Señor. Señor, quiero conocer La Biblia, Tu Palabra, y que me enseñes toda la verdad, para que nadie me engañe nunca, conocer Tu voluntad, y vivir contigo desde hoy y hasta la eternidad, y con aquellos que son tus hijos, en el nombre de Jesucristo, Amén.

 

LA NUEVA VIDA EN TEXTOS BÍBLICOS:

...Acercándoos a Él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. 1ª Pedro 2:4.

...Mas vosotros sois linaje escogido, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a la luz admirable. 1ª Pedro 2:9.

...Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. Juan 13.34.

...En esto hemos conocido el amor, en que Él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. 1ª Juan 3.16.

...Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a si mismo, tome su cruz cada día y sígame. Lucas 9.23.

...Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. Mateo 11:29.

...Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. Gálatas 6:2.

 

DESPEDIDA

Aprenda La Biblia, la Palabra de Dios para todas las naciones, le hará sabio, compruebe toda doctrina para evitar el engaño, ore y alabe a Dios. No deje de congregarse en casas e iglesias con otros discípulos, Salmo 133; por sus frutos los conoceréis. Mateo 7:16. La Iglesia somos todos los que creemos que Jesucristo es el Mesías de la humanidad, el Hijo de Dios y nuestro Salvador, y vivimos una vida reconocible por nuestros frutos, los Cristianos.  Si aún no es Cristiano, aún está a tiempo. Le invitamos al Reino de Dios. Conozca a Jesús AQUÍ. ...En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuvieseis amor los unos con los otros... Juan 13:35. Sonría :-) Dios nos ama.

Declaración Universal de Derechos humanos en 1948. Artículo 18: http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Esperando que sea de utilidad y de bendición este ministerio que está al servicio de su majestad el Rey de reyes, Jesucristo, Jesús de Nazaret, Yahshua, les saludamos y bendecimos en el amor del Señor Jesucristo.

 

Carlos Padilla

Jesucristo.net

 

...El reino de Dios está entre nosotros... ... Jesucristo vuelve...

 

 

  • Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y llamárase su nombre: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Profecía de Isaías 9:6.


  • Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi. Palabras de Jesucristo. Evangelio de Juan 14:6.
  • Ud. quiere conocer a Dios, pero sabe que el camino no es por las religiones, ni por las sectas, ni por la sociedad. El mundo, sin Dios, ha fracasado. ...Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son... Juan 17:9. Oración de Jesús.


  • Si de verdad busca Ud. a Dios, comience hoy una nueva vida, de la verdadera mano de Dios. El Evangelio es el mensaje para todas las naciones, sin importar la raza, la procedencia ni la cultura. Dios es el Salvador de aquellas personas que le abren su corazón y se arrepienten de vivir sin El.


  • ...Así que hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano. 1Corintios 15:58.

  © Copyright. Todos los derechos reservados.  Desde Jesucristo.net  se autoriza la utilización de estos textos, previa petición, sin que se altere el contenido y citando su procedencia.